lunes, 1 de diciembre de 2014

Comenzamos

El mañana efímero
 
La España de charanga y panderta,
cerrado y sacristía,
devota de Frascuelo y de María,
de espíritu burlón y de alma quieta,
ha de tener su mármol y su día,
su infalible mañana y su poeta.
 
[...]
 
Mas otra España nace,
la España del cincel y de la maza,
con esa eterna juventud que se hace
del pasado macizo de la raza.
Una España implacable y redentora,
España que alborea
con un hacha en la mano vengadora,
España de la rabia y de la idea.
 
Antonio Machado. 1913
Campos de Castilla
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario