miércoles, 10 de junio de 2015

Agente naranja

El otro día, curioseando la web del fotógrafo Ed Kashi vi esta foto:
 
Foto Ed Kashi. Premio Unicef de fotografía 2010.
 
A primera vista no sabía qué estaba viendo. Me parecía una muñeca o un robot de esos que parece que se están poniendo de moda en Japón.
Pues no. Es una niña de 9 años. Se llama Ly y es vietnamita. Su abuelo fue soldado durante la guerra de Vietnam y ella está afectada  como ya lo estuvieron su madre y su tía, por la dioxina TCDD, uno de los componentes del agente naranja que los estadounidenses utilizaron durante la guerra.
Mirad qué lumbreras los americanos: El plan era deforestar Vietnam con este herbicida para que las guerrillas vietnamitas no tuvieran vegetación con la que cubrirse y para que los campesinos perdieran su modo de ganarse la vida y se vieran obligados a marcharse a las ciudades que estaban dominadas por los Estados Unidos. De paso las guerrillas perderían su principal fuente de alimentos.
 
Desde el año 62 hasta el 71, año en el que acabó el conflicto, el ejército de los Estados Unidos roció con 76 millones de litros los campos y bosques de Vietnam con materiales defoliantes como el agente naranja pero con una concentración 13 veces superior a cuando se usa como herbicida. Los suelos de este país aún hoy contienen concentración de TCDD cien veces superior a las que cualquier organismo puede soportar.
 
En total casi 5 millones de vietnamitas se han visto afectados. En la actualidad se calcula que aún hay 500.000 personas afectadas por estos herbicidas, ya sea directamente, ya sean descendientes de éstos. Las secuelas que este agente deja en la población son múltiples tumores cancerígenos, leucemia, malformaciones, enfermedades nerviosas...
 
En las cuentas de twitter de los reporteros Álvaro Barrantes y Vicent Montagud, se pueden ver imágenes impactantes de las consecuencias que, 4 generaciones después, el agente naranja sigue teniendo.
 
Han sido cuatro las veces que el gobierno de Vietnam ha interpuesto demandas contra los Estados Unidos en concepto de indemnizaciones sin obtener resultado y es que, EE.UU. no indemniza a las víctimas cuando pierde una guerra aunque sí exige reparaciones cuando gana.
Lo único que se ha logrado ha sido, por parte de los soldados estadounidenses afectados, los famosos veteranos de Vietnam que vemos en las pelis americanas, que las compañías que produjeron estos herbicidas les indemnizaran y crearan un fondo de 180 millones dólares para asistencia médica de los veteranos y sus descendientes. Compañías entre las que está la célebre Monsanto. Os dejo el enlace a su web donde hablan de este tema:
 
 
A modo de muestra, copio un párrafo:
 
"A modo de antecedente, los militares de EE.UU. utilizaron el Agente Naranja de 1961 a 1971 para salvar las vidas de soldados de EE.UU. y sus soldados aliados deshojando la densa vegetación en las selvas de Vietnam y por lo tanto reduciendo las posibilidades de una emboscada".
 
Más adelante, dice: "Monsanto es actualmente una empresa de semillas y productos agrícolas fundamentalmente". Es decir, que ahora nos envenenan con las semillas transgénicas que pretenden hacer llegar a Europa con el tratado TTIP.
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario