viernes, 2 de septiembre de 2016

Pedagogía política

Después de varios meses en los que tengo este pobre blog que nadie lee abandonado, regreso temporalmente para escribir sobre algo que hace tiempo tengo en mente y que no encuentro hueco para dedicarle un ratito. ¿Y qué es lo que me anima a forzarme a encontrar un rato para escribir? Pues una frase de Pablo Iglesias en el debate de investidura de hace un par de días.

Cito textualmente si la memoria no me falla: "No podemos votar a favor de un gobierno que modificó el artículo 135 de la Constitución sin contar con la gente".

Pablo Iglesias, puño en alto.


Desde que Pablo Iglesias acudía a los medios de comunicación como profesor de la Universidad Complutense de Madrid, antes de que naciera podemos como partido político, ya hablaba, y mucho,de la manera rastrera en la que Partido Popular y el PSOE se habían puesto de acuerdo para modificar el artículo 135 de la Constitución.  El modo rastrero al que Pablo Iglesias o cualquiera de los miembros de podemos se refieren cada vez que hablan de este tema, es el hecho de que dicha reforma se aprobó por el Congreso de los Diputados un día 2 de septiembre, es decir, en plena "operación regreso" de las vacaciones de agosto, que no es precisamente la época del año en la que los ciudadanos están más pendientes de la actualidad.

No puedo estar más de acuerdo, la manera, casi a escondidas y buscando la menor repercusión mediática fue traicionera. Pero lo que más me indigna de esa reforma es el hecho de que la Carta Magna prevé la posibilidad de que una décima parte de diputados o senadores soliciten que haya un referéndum que nos permita a los ciudadanos participar y secundar, o no, esa reforma. ¿Y lo solicitaron? Por supuesto que no, y un 10% de diputados es la ridícula suma de 35 diputados, senadores aún menos.

Rajoy y Zapatero, allá en el 2011.


Algo así es lo que cualquier político que pretende hacernos ver que estamos gobernados por marionetas en manos de los mercados debe explicar a la ciudadanía. Pues bien, jamás, y mirad que he visto entrevistas de miembros de podemos en radio, televisión y prensa escrita, les he visto explicarlo.

Alguna vez he oído a Juan Carlos Monedero y a Julio Anguita hablar de la importancia de la pedagogía política a la ciudadanía. Creo que estas dos personas son las únicas que se molestan, dentro del poco tiempo que en los medios les dan, en explicar este tipo de asuntos, para tratar de acercar la complejidad de las leyes y la política a los ciudadanos de a pié.

Los políticos saben que es raro que un ciudadano se lea la Constitución Española cuando hay una reforma, la Ley del Regimen Electoral General cuando un presidente en funciones amenaza con convocar elecciones el día de Navidad, o la Ley Orgánica del Poder Judicial cuando se da una puñalada trapera a la Justicia Universal en este país (al final adjunto link de eldiario.es para quien esté interesado. Creédme, es digno de conocer). Pero claro, contamos con que el político no está interesado en que conozcamos  nada de lo importante que nos afecta. Cuanto más ignorantes, más manipulables. 

Por eso al oir las palabras de Pablo Iglesias en el debate me molesté tanto. 

-¡ Pero cojones -pensé yo- explica de una puta vez que podrían haber convocado un referéndum y no lo hicieron!

Y por eso he logrado hacer un esfuerzo en mi apretada agenda para pedirle a quien disponga de minutos en televisión que intente explicar lo que de verdad es interesante y nos afecta. 

No sé cuando podré volver a escribir. Tengo  muchos temas en mente y poco tiempo. Quizás para cuando me llegue la edad de jubilación y tenga algo más de tiempo. Aunque tal y como se plantea el futuro en este país, quizás tenga aún menos tiempo pues me pasaré el día buscando algo para comer en los contenedores de basura...


Link sobre reforma de Justicia Universal:

http://www.eldiario.es/desalambre/Claves-entender-pretende-justicia-universal_0_223978458.html






1 comentario: