sábado, 28 de marzo de 2015

Va por los niños

Hace algunas semanas, en las noticias de la tele, el presentador, con cara compungida y profunda tribulación en sus ojos daba la noticia de que un nuevo vídeo del grupo terrorista Estado Islámico mostraba cómo un niño era el encargado de apretar el gatillo y ejecutar a un prisionero. El profundo pesar en la mirada del presentador se esfumó rapidamente cuando la siguiente noticicia que tenía que presentar era el desfile de Victoria's Secret o quizás el nuevo vídeo-chorra viral en la red de un perro bailando por Beyonce o similar.
 
Pero volviendo al tema de usar a niños como soldados, "madre mía - pensé - si eso es más viejo que el comer". ¿Por qué lo dan cómo una gran novedad de ese grupo de majaras terroríficos?
 
Hay muchísima literatura que leer sobre el uso de niños soldado, por ejemplo, en África. Fanáticos como Joseph Kony y su Ejército de Resistencia del Señor (LRA) han secuestrado para usar como soldados y/o esclavos sexuales a más de 50.000 niños en Uganda y Sudán del Sur según estima UNICEF. Si se consiguiera arrestar a Kony, se le podría acusar de 12 crímenes contra la Humanidad.
 
Y esto es sólo un pequeño ejemplo de los muchos grupos paramilitares que usan niños como soldados. En la guerra Irán-Iraq, se acusó a Irán de usar a niños para detectar minas haciéndoles correr delante de los soldados. Famosa es también Birmania (o Myanmar) por usar niños en su ejército. Pero hay muchos más países en los que los niños no tienen derecho a una infancia: Colombia, Chad, República Centroafricana, la región de Darfur, Sri Lanka... bueno, realmente terminaríamos antes si nombramos los países que no los usan.
 
Niños soldado. Birmania.
 
 
La falta de respeto a los niños viene de lejos. Ya en la Edad Media tuvo lugar un hecho que no difiere mucho de los hechos que acontecen en el presente como ya hemos visto. La llamada "Cruzada de los Niños" tuvo lugar en el siglo XIII, más concretamente en el 1212.
Se cuenta que un niño francés recibió la visita del mismísimo Jesús de Nazaret que le encomendó la misión de organizar un ejército de niños para emprender una quinta cruzada que liberara la ciudad santa de Jerusalén del yugo del dominio musulmán. Al mismo tiempo Jesús se aparece a otro niño alemán al que le encarga la misma misión.
Se cuenta que entre estos dos niños consiguieron unir en Marsella un ejército de 3.000 niños famélicos que huyeron de sus pueblos víctimas del hambre o el maltrato persiguiendo esta misión divina (de Alemania y Francia salieron 30.000 pero muchos de ellos se quedaron por el camino víctimas del hambre y las enfermedades). Durante semanas estuvieron rezando a orillas del Mediterráneo convencidos de que las aguas se abrirían como cuenta la biblia que se le abrieron a Moisés.
Fue entonces cuando unos mercaderes muy bondadosos pusieron sus barcos a disposición de los niños. La dura realidad fue que cuando llegaron a Alejandría, los vendieron como esclavos.
 
 
 
¿Realidad o Ficción? No se sabe a ciencia cierta qué hay de verdad en este relato. Las visiones de los niños pudo ser una mezcla de fanatismo y alucinaciones provocadas por el hambre. Las hambrunas, las enfermedades y las guerras han empujado desde siempre a la población a desplazarse y lo que en este relato puede que haya de realidad sea la necesidad de miles de niños desprotegidos de buscar una vida mejor. 
Sin viajar hasta el pasado, hoy en día tenemos un claro ejemplo. Cada año miles de niños intentan cruzar la frontera de EE.UU con México, o sin irnos tan lejos muchos menores tratan de llegar a Europa saltando la frontera de Ceuta y Melilla, cruzando el estrecho de Gibraltar en colchonetas de playa u ocultos en el interior de un camión.
 
Otro ejemplo más cercano aún: Ayer oía en la radio un informe de Cáritas que arrojaba la terrible cifra de que en la Comunidad de Madrid 1 de cada 5 niños vive en la pobreza, es decir, un 20% de la población infantil está ya pasando necesidad.
 
 
 
No hace falta irnos hasta la lejana edad media o a países subdesarrollados para observar la falta de respeto que los niños provocan. Falta de respeto y de empatía que hace que los dirigentes políticos a los que pagamos para velar por ellos se nieguen, como ya ocurrió en las vacaciones de Navidad, a abrir los comedores escolares en Semana Santa. Un gasto ínfimo como Cáritas expresaba ayer, que permitiría que disfrutaran de, al menos, una comida diaria completa.
 
Pero claro, hay qué ver qué mal lo están pasando en Venezuela. Aquí en España, ya tal...

lunes, 16 de marzo de 2015

Holodomor

Hace pocas semanas estuve leyendo "Canta Irlanda" un maravilloso libro de Javier Reverte el que es, creo, mi escritor favorito. En él nos transporta a los paisajes  y la historia de la verde Irlanda en uno de sus fantásticos viajes. En el libro narra un episodio histórico que yo desconocía: La gran hambruna irlandesa del siglo XIX.
 
Entre los años 1845 y 1849 se calcula que pudieron llegar a morir de hambre hasta 2.5 millones de irlandeses. Muertes que pudieron ser evitadas pero que los británicos, exhibiendo una crueldad supina, no quisieron solucionar. Por aquella época las tierras cultivables irlandesas eran propiedad de los aristrócratas ingleses y los campesinos irlandeses sus aparceros. Todas las cosechas eran exportadas a Inglaterra mientras que los campesinos se alimentaban de la huerta familiar, principalmente de patatas. Pero una enfermedad de la patata acabó con todas las plantaciones de este tubérculo. Mientras los campos de trigo seguían a pleno rendimiento, los patatales morían, el principal alimento de los campesinos irlandeses. La ineficiente política económica de Gran Bretaña y la crueldad de los terranientes que en plena hambruna siguieron exigiendo la renta y el grano a los campesinos, llevaron a mermar en un cuarto la población de Irlanda.
 
Monumento a la gran hambruna irlandesa. Dublín.
 
 
Fue al leer este episodio en el libro de Reverte el que me hizo recordar otro más trágico aún que ya conocía de hace tiempo: El genocidio ucraniano o como ellos lo llaman el Holodomor.
 
En el invierno de 1932-1933 Stalin, uno de los mayores, si no el que más, asesinos de la historia, llevó a cabo un plan de exterminio de la población ucraniana tan bien pensado y ejecutado que entre 7 y 8 millones de personas murieron por inanición.
 
 
 
En 1929 Stalin y el Comité central del Partido Comunista decide llevar a cabo la expropiación de las tierras agrarias y una colectivización estatal de la agricultura que le serviría tanto para alimentar a la población y al ejército como para exportar. Hay que recordar que el 82% de la población de la URSS trabajaban en la agricultura.
 
Pero hete aquí que se encontró con la firme oposición de los agricultores, entre otros, ucranianos, especialmente de los kulaks (la clase alta campesina) que aún mantenían a campesinos en régimen de servidumbre. Stalin, por supuesto, no podía permitir oposición a sus planes y mucho menos de Ucrania, que era conocida nada más y nada menos como "el granero de Europa". ¿Y que se le ocurre a Stalin? Pues mandar a la NKVD (Comisariado del Pueblo para Asuntos Internos) a requisar las cosechas de los campesinos al mismo tiempo que se les prohibía salir de Ucrania. Grano, patatas, coles, remolacha, todo era requisado de las granjas de los ucranianos al tiempo que se les prohibía comprar, intercambiar o conseguir alimento de cualquier modo.
 
 
 
El sistema ideado por Stalin para castigar la oposición de los  a sus planesfue tremendamente cruel. Mientras 25.000 personas morían al día, en ese invierno de 1932-33, las exportaciones del grano crecieron como nunca.
 
Durante mucho tiempo  informes sobre la dramática situación ucraniana que se escapaban al férreo control soviético llegaron a occidente, y occidente, como no, volvió la cara hacia otro lado (ahora se me viene a la mente el genocidio de Ruanda y la vergonzosa actuación europea, en especial de la Francia de Mitterrand). Inmigrantes ucranianos desde el resto del mundo enviaron alimentos a sus compatriotas que fueron requisados.
 
 
 
En 2008, tanto el Parlamento de Ucrania como diecinueve gobiernos de otros países, reconocieron el Holodomor como un acto de genocidio. Ese mismo año, el Parlamento Europeo adoptó una resolución en la que se consideraba este hecho como un crimen contra la humanidad. También han expresado su repulsa por el Holodomor la Asamblea General de las Naciones Unidas, la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, la Organización para la Seguridad y la Cooperación Europeas y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.
 
Estos son sólo dos de los muchos de los tristes episodios de la historia que nunca deberían ser olvidados. El otro día en la radio hablaban del campo de concentración alemán de Dachau y del debate que se da en Alemania acerca de cerrar los antiguos campos de concentración nazis o, por el contrario, seguir como hasta ahora que incluso son de obligada visita escolar. Yo creo que nunca hay que olvidar. Hay que pasar página, sí, pero nunca tratar de olvidar o evitar el acceso a la información. Aunque, la verdad, tampoco es que sirva para que las atrocidades no se repitan. Sólo hay que ver la noticias para darse cuenta de que el ser humano no termina nunca de aprender nada.
 
Monumento conmemorativo al holodomor. Kiev.
 

lunes, 9 de marzo de 2015

Los Caminantes

Hace algunas semanas salió en todos los medios de comunicación la imagen de Juan Carlos Monedero en un acto de Podemos en el que me llamó la atención que llevaba puesta una camiseta del EZLN (Ejército Zapatista de Liberación Nacional). En un primer momento, al verla, pensé que al día siguiente le iban a dar a Monedero hasta en el carné de identidad en los medios de comunicación (que si el EZ es izquierda radical, que si mantuvieron comunicación con ETA...), pero a los panfletos que en este país se hacen llamar periódicos, se ve que se les pasó por alto la camiseta en cuestión.

Después me vino a la mente la marcha que el subcomandante Marcos lideró en el año 2001. Recuerdo que los medios de comunicación le dieron bastante cobertura consiguiendo que la figura del subcomandante Marcos, que ya era conocida, se alzara practicamente hasta el estrellato. Al menos así lo recuerdo. Incluso en alguna tertulia radiofónica hablaban del atractivo personal de esta persona, hecho curioso pues ninguno lo habíamos visto sin pasamontañas.
 
Monedero, fucking master of the Universe.
 
 
Todos los informativos hablaban de este guerrillero revelando su verdadera identidad y contando que vivió un tiempo en España trabajando en El Corte Inglés. Es ahora, leyendo sobre esos días, que he descubierto que fue a la tristemente desaparecida Concha García Campoy a quien le contó esta anécdota en una entrevista.
 
La marcha zapatista partió en  de 2001 desde Chiapas y a lo largo de 3.000 kilómetros recorrió los pueblos más pobres de México. El sentido de esta movilización no era otro que obligar al gobierno de México a que cumpliera con los acuerdos de San Andrés de 1996.


El 11 de marzo los zapatistas hacían su entrada pacífica en la plaza del Zócalo de México d.f. Después de esta multitudinaria marcha el EZLN volvió a reunirse con el gobierno alcanzando nuevos acuerdos del todo decepcionantes en los que apenas se reconocían derechos a los campesinos indígenas, a Chiapas, a las mujeres o a preservar la cultura indígena. Expertos en geografía política afirman que este fue el principio del declive del EZ, otros, en cambio sostienen que, a nivel local, siguieron trabajando. El fallo y la decepción en Europa fue quizás encumbrar al Subcomandante Marcos como el nuevo Che Guevara para dejarlo caer a continuación. Es el poder de los medios de comunicación, sobre todo de la televisión.
Pero como decía, ellos, a lo largo de estos años, siguieron trabajando localmente. En 2013 y 2014 formaron las llamadas "escuelitas zapatistas" en las que ponían a disposición de todo el que quisiera sus logros respecto a los proyectos de autogestión que llevan a cabo. Por supuesto, todo el que quiso pudo viajar hasta Chiapas para vivirlo en persona.

El pasado 26 de mayo de 2014 y tras cinco años de ausencia en los medios, el subcomandante Marcos anunciaba que su "personaje" pasaba a denominarse Subcomandante insurgente Galeano en homenaje al guerrillero Galeano recientemente asesinado por paramilitares. Desmintió así mismo que estos años de ausencia fueran debido a enfermedad y obviamente a su muerte, y anunció que el cambio de liderazgo y relevo generacional en el EZLN era inminente.

Subcomandante insurgente Marcos.


En España estamos viviendo un momento espero que decisivo, quizás estemos siendo testigos del punto de inflexión desde el que parte una nueva era en la política y en la economía de este país. Quizás no, puede que, al fin y al cabo los españoles no estemos preparados para afrontar el cambio. No sé qué pasará, sí sé que va a ser un año emocionante, me arriesgo a pensar que al final decepcionante...

Por último, recomendar un documental de Fernando León de Aranoa que podéis encontrar en youtube llamado "Caminantes" sobre cómo en un pueblecito mexicano se preparan para recibir la marcha zapatista de 2001.